lunes, 10 de marzo de 2008

PREPARANDO OSTARA


La noche del 20 al 21 de marzo se celebra Ostara. Es el equinoccio de primavera y coincide casi siempre con la Pascua cristiana.

El día y la noche tienen la misma duración. La naturaleza despierta de su largo sueño, empiezan a abrirse las flores...

Eostre, de donde deriva Ostara, era la "estrella del este", la diosa sajona de la fertilidad, asimilable a la Venus de los latinos. Esta persistencia era tan fuerte que el nombre de la diosa ha tenido influencias también en la denominación de la Pascua en inglés (Easter).


Se celebra la fertilidad, el crecimiento y la vida. Los principales símbolos de la fertilidad eran el conejo, las flores y los huevos.


En este día, nos acercaremos a la naturaleza en busca de tréboles. Esta planta tiene un gran valor en el mundo céltico, ya que se dice inspiró el símbolo del triskel, que representa tanto las tres edades de la Diosa como los mundos físico, mental y espiritual, y es uno de los símbolos celticos más importantes.


¿Preparamos Ostara?


Para Ostara necesitaremos un mantel marrón para cubrir el altar, color de la tierra que acoge a las nuevas semillas. Decoraremos la casa con flores y usaremos velas amarillas, como el nuevo sol que calienta la Madre Tierra.

Pondremos en cuencos las semillas que queremos bendecir, que luego plantaremos en el jardin o en macetas. Generalmente serán las semillas de las hierbas que se usan en los rituales, plantas medicinales o flores.

Pintaremos huevos con símbolos como el triskel, flores, la luna, etc. Los huevos cocidos los comeremos después del ritual y las cáscaras serán devueltas a la Tierra.

También durante el ritual de Ostara podremos consagrar instrumentos y cargar talismanes.

2 comentarios:

Gwen dijo...

Muy interesante la última entrada. Me tengo que poner al día en las festividades para poder celebrarlas adecuadamente.

Gwen dijo...

Estoy preparando Ostara desde hoy, aunque sea mañana.
Me estoy dando cuenta de que ser wicanna en una ciudad tiene su complicación, pero busco formas alternativas de practicar.
Como esta es una época de renovación, se me ha ocurrido que una buena forma de prepararnos para esta celebración es ayudar un poquito a la naturaleza y, de paso, liberarnos de todo aquello que ya no sirve y que representa lo negativo. Para eso, hoy he hecho una limpieza a fondo y he llevado a reciclar papel, plástico y pilas. Es una tontería, pero es algo que no nos cuesta nada y con nuestro granito de arena estamos contribuyendo con el planeta y poniéndonos en sintonía con la naturaleza.
Mañana recogeré flores e intentaré decorar algún huevo (digo intentaré porque soy horrible con las manualidades) y esperaré para celebrar un ritual a la noche del viernes, para que coincida con la luna llena.

¿Qué vais a hacer vosotr@s?

Besos y bendiciones