martes, 3 de junio de 2008

Contactos con los dioses







A ver, que esto suena a programa de televisión de Iker Jimenez y tiene poco que ver... (Jajaja)




Me refiero, y ahora ya en serio, a las veces que habéis sentido a los dioses, a sucesos que os hayan parecido tan extraños, que hayais pensado: "Si, ahí esta, la diosa me ha escuchado".








Os contaré algo.




Tenía yo 13 años. Educada en un colegio de monjas, tenía por sentado quien era Dios.




Hasta que una noche me desperté, con los brazos cruzados sobre el pecho y rígida como una estatua, y encima de mí, se abría lentamente la flor más bonita que jamás había visto.




Fue una señal ? No lo sé, pero cambió mi vida para siempre, mi religión y mi forma de mirar el mundo. Suena raro y radical, pero algo cambió.




Desde entonces, la postura en la que me desperté es la que utilizo para meditar y contactar con la diosa. Amo la naturaleza, la respeto, y vivo en armonía con ella. Uso la magia de las plantas y la energía de la luna para sentirme mejor cada día. Desde entonces, mi diosa está presente en cada momento de mi vida.








Después de ese día, he sentido a la diosa en muchos aspectos de la vida, y en mis oraciones y rituales sé que está conmigo.








Qué me podéis contar?












3 comentarios:

DarkAngel dijo...

Hola!! estoy suscrita a tu blog por medio del google reader!!
me ha parecido encantadora la historia que has contado, tu manifestación me parece preciosa...yo tb fui a un colegio de monjas y aunque se quien es dios y quien es la diosa reconozco que me inclino más por el primero...esk no lo puedo evitar, eso no significa que considere que creer en la Diosa este mal. todo lo contrario.
Estoy comenzando en esto de la Wicca y de momento solo encuentro dudas por todas partes, pero supongo que eso es normal.

un saludo

Gwen dijo...

Ya le conté esto a Dune, pero ahora lo comparto con las/los demás.

La otra noche estaba muy agobiada con el tema de las oposiciones, porque vi que me quedaban muchos temas y pocos días. Así que decidí pedir a los dioses que me iluminaran. Cuando me acosté invoqué a Apolo y a Atenea y les pedí que se manifestaran en mis sueños, que me dijeran si lograré mi objetivo en la oposición y qué debo hacer para conseguirlo.

Tras esto me dormí y pasé toda la noche soñando cosas relativas a la oposición. Y, como apunte curioso, una vela que había encendido para que me diera energía y que cuando me acosté estaba casi consumida (apenas medio centímetro de mecha) se mantuvo con llama toda la noche, hasta que sonó el despertador.

Entre las cosas que soñé hubo una muy reveladora. Un pariente de mi novio me hacía sacar dos cartas de una baraja y me las interpretaba (yo no tengo ni idea de tarot). La primera era "La emperatriz", que tenía un sol o una estrella en la mano. Él me decía que eso significaba que iba a lograr mi objetivo y que iba a vencer el miedo y la inseguridad. La segunda era "el emperador" invertido y me la interpretaba como que para lograr ese objetivo lo único que debo hacer es organizarme y estudiar mucho.

Interpreto este sueño como la respuesta de la diosa/Atenea a mi primera pregunta y la del dios/Apolo a la segunda. La diosa se ha personificado en la emperatriz y el dios en el emperador. La verdad es que lo vi muy claro y me sentí muy segura y arropada por los dioses. Verdaderamente creo que me han respondido.

Igual os parece que estoy un poco loca... pero yo cada vez siento más la presencia de los dioses en todo lo que nos rodea, y la verdad es que me encanta. :-D

Helka dijo...

Me ha encantado Dune. Siempre hay un punto de inflexión y suele ser algo que para otros no tendría ningún sentido por ser aparentemente insignificantes y para nosotras es un cambio radical.
Tendremos otro tipo de percepción de las cosas?

Besikos