jueves, 6 de diciembre de 2007

El tronco de YULE


Yule es la noche del solsticio de invierno y corresponde casi a la Navidad cristiana.
Este periodo, caracterizado por las fiestas dedicadas al renacimiento del dios Sol, que vuelve a calentar la tierra, era celebrado ya por los egipcios y los romanos pero sobre todo en el mundo céltico, en el que se daba el paso del poder del viejo rey Acebo, símbolo del invierno que debe morir, al joven rey Encina, símbolo del nuevo año que surge a la nueva vida y de la primavera que regresa.

De esta batalla ha quedado, en la tradición, el uso de quemar en la chimenea un tronco de madera que se ha conservado durante todo el año. Representa al viejo rey, que es quemado y que, con su sacrificio, da luz y calor.

El tronco tiene que ser grande, asi no se quemará del todo y los tizones carbonizados servirán para trazar el círculo y el trozo mayor se conservará para ser usado como soporte para encender el nuevo tronco al año que viene.

Los días empiezan a ser más largos y, al acercarse la primavera, disminuye el asedio de la oscuridad y del frío.

3 comentarios:

Dune76 dijo...

El problema es que en mi piso no hay chimenea y aunque tengo una barbacoa en la terraza no es plan salir fuera, que hace un frío que pela. Por eso tengo el tronco de Yule todos los años el mismo. Lo adorno como centro de mesa con unas bolas, un poco de espumillon y unas velitas y queda tan mono.
Además como trae suerte, aparte de servir de adorno, le tengo más aprecio.

Sesril dijo...

Hola, soy un joven wiccano de Zaragoza. Me parece un blog excelente y un excelente articulo sobre Yule. Queria daros mis saludos y mis bendiciones.

Dune76 dijo...

Hola Sesril, bienvenido y feliz Yule.
Encantada de que te guste el blog. Es una manera de acercarnos los pocos wiccanos que hay en Zaragoza. Me alegra un montón encontrar otro maño !!!
Si quieres participar con lo que quieras sobre wicca, escribeme a la dirección calahorrana@hotmail.com y te agregaré a la comunidad. Un saludo y bendiciones.